(Español) Ágata

Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

“Acéptate y disfruta allí donde estás, ama lo que estés haciendo en cada momento porque siempre vas hacia algo mejor. Constantemente, estas afinándote, aprendiendo y evolucionando” Yogui Bajhan

Mi Testimonio

Atraída desde muy joven por todas las cuestiones relacionadas con la espiritualidad, la evolución y el camino al ser y criada en un entorno familiar que rezumaba espiritualidad, aprendí a meditar desde muy pequeña y a entender que el gran trabajo que tenemos que hacer reside en nuestro interior. Es ahí donde se encuentran todas las preguntas y respuestas para seguir creciendo. Tras haberme acercado a las técnicas y métodos occidentales de meditación comprendí que cuidar nuestro templo sagrado, ese cuerpo que nos sostiene durante nuestro peregrinar, era tan importante como cultivar nuestro interior y así fue como me acerqué al yoga en ese intento de equilibrar cuerpo y mente. Los pranayamas, las técnicas de meditación, los mudras, los mantras, las distintas ásanas, la filosofía yóguica, mi alimentación vegana y sobre todo mi inmersión en el kundalini yoga me trajeron todo aquello que necesitaba para que todos nuestros cuerpos (incluido el espiritual, el psíquico y el astral) estén equilibrados.

 

Yoga significa unión, es la supremacía del corazón sobre la razón, sintiendo como ponemos el corazón en todo aquello que hacemos, es descubrir el potencial que llevamos dentro, la ilusión, la voluntad que reside en todos y cada uno de nosotros. Es la actitud que adoptamos frente a la vida, es un encuentro con nosotr@s mismos, es ese momento mágico y único que nos regalamos, es el camino hacia la libertad.

Es para mi un regalo transitar por este camino, seguir aprendiendo, evolucionando y compartiendo desde mi faceta de profesora que tanto me llena pues como dice un proverbio hindú “Con mis maestros he aprendido mucho; con mis colegas más; con mis alumnos todavía más”

 

“Cuando medito estoy aprendiendo que hay un lugar donde ser yo misma, sin ambages, sin ropajes, solo conmigo misma. Aprendo que hay un lugar para la calma, para la paz, para sumergirme en ese dulce vacío, en la nada y en el todo, en la quietud plena. Aprendo que todo está bien como está, que así debe de ser. Aprendo a relativizar los problemas, a minimizarlos, a mirarlos con una perspectiva más serena y probablemente más sabia, aumentando mi parte más instintiva y más sensitiva. Aprendo que puedo ser capaz de todo lo que me proponga si focalizo toda mi energía en un solo propósito, aprendo a SER”

Sat Nam

Practicante de Yoga desde hace más de 10 años, y formada con los profesores Hargobind Singh, Pedro Misle, Daniela Troconis, Joan Sendra y Sonia Trujillo Cortés, Ágata es Profesora de Kundalini Yoga. En la actualidad imparte clases en el Centro Yoga Ávalon  (Málaga) compaginando esta actividad con la de Profesora de Historia en la Universidad de Málaga.